La Iglesia y el diálogo con los musulmanes

El Concilio Vaticano II (1962-1965) constituyó un momento muy importante en el desarrollo de las relaciones entre la Iglesia y los musulmanes. Después de siglos de tensión y desconfianza, la Iglesia define un nuevo lenguaje para una relación de diálogo. El número 3 de Nostra Aetate (Nuestro tiempo), el documento que se ocupa de “la relación de la Iglesia con las religiones no cristianas,” dice:

“La Iglesia mira también con aprecio a los musulmanes que adoran al único Dios, viviente y subsistente, misericordioso y todo poderoso, Creador del cielo y de la tierra, que habló a los hombres, a cuyos ocultos designios procuran someterse con toda el alma como se sometió a Dios Abraham, a quien la fe islámica mira con complacencia. Veneran a Jesús como profeta, aunque no lo reconocen como Dios; honran a María, su Madre virginal, y a veces también la invocan devotamente. Esperan, además, el día del juicio, cuando Dios remunerará a todos los hombres resucitados. Por ello, aprecian además el día del juicio, cuando Dios remunerará a todos los hombres resucitados. Por tanto, aprecian la vida moral, y honran a Dios sobre todo con la oración, las limosnas y el ayuno.

Si en el transcurso de los siglos surgieron no pocas desavenencias y enemistades entre cristianos y musulmanes, el Sagrado Concilio exhorta a todos a que, olvidando lo pasado, procuren y promuevan unidos la justicia social, los bienes morales, la paz y la libertad para todos los hombres.”

El documento trajo como resultado reuniones ordinarias entre católicos y musulmanes y el intercambio de mensajes en ocasiones importantes.

Mensaje del Santo Padre Francisco con motivo del Id al- Fitr ( fin del Ramadán ) , 2013

leer

http://www.vatican.va/holy_father/francesco/messages/pont-messages/2013/documents/papa-francesco_20130710_musulmani-ramadan_en.html

 

Momentos importantes en el tejido de estas relaciones han sido las visitas de los Papas a los santuarios sagrados musulmanes , incluyendo las visitas del Papa Juan Pablo II y el Papa Benedicto XVI al Haram al- Sharif en Jerusalén , el tercer santuario más importante en el mundo musulmán.

 

Un fruto importante del diálogo ha sido el documento “Palabra Común,” firmado por muchos líderes e intelectuales musulmanes.

leer

http://www.acommonword.com/the-acw-document/

 

La Iglesia de Tierra Santa ha puesto de relieve las relaciones con los musulmanes en su propio Sínodo (1995-2000) y el documento publicado a su conclusión es un recurso importante en la construcción del diálogo con los musulmanes.

Plan Pastoral General, “Las relaciones con los creyentes de otras religiones”

leer

http://ejournals.bc.edu/ojs/index.php/scjr/article/view/1360/1270