Lema y logotipo para la pregrinación del papa

logo_site_edited new

La Asamblea de los Ordinarios Católicos de Tierra Santa (AOCTS) decidió en el lema y el logotipo de próxima peregrinación del Papa a Tierra Santa, en la reunión de la Asamblea que tuvo lugar el 11 y 12 de marzo de 2014 en Tiberíades.

El lema de la peregrinación es “Para que todos sean uno.” El Santo Padre ha insistido en que en el centro de su peregrinación será la reunión con el patriarca greco-ortodoxo Bartolomé de Constantinopla y los jefes de las Iglesias en Jerusalén. Y ello para conmemorar y renovar el compromiso con la unidad expresada por el Papa Pablo VI y el Patriarca Atenágoras de Constantinopla hace 50 años en Jerusalén.

 

Esta es la expresión de la voluntad del Señor en la Última Cena: “Les pido no sólo en nombre de éstos, pero también en nombre de los que han de creer en mí por la Palabra, para que todos sean uno. Como tú, Padre, estás en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros para que el mundo crea que tú me has enviado. Yo les he dado la gloria que me diste, para que sean uno, como nosotros somos uno -yo en ellos y tú en mí- para que sean perfectos en uno, para que el mundo conozca que tú me has enviado y los han amado a ellos como me has amado. ” (Juan 17:20-23 ) .

 

El logotipo también expresa este deseo de unidad. Representa el abrazo de San Pedro y San Andrés, los dos primeros discípulos llamados por Jesús en Galilea. San Pedro es el patrono de la Iglesia en Roma y San Andrés es el patrono de la Iglesia de Constantinopla. En Jerusalén, en la Iglesia Matriz, se abrazan. Los dos apóstoles están en un barco que representa a la Iglesia, cuyo mástil es la Cruz del Señor. Las velas de la embarcación están desplegadas por el viento, el Espíritu Santo, que dirige el barco que navega a través de las aguas de este mundo.

 

La unidad de los cristianos es un mensaje profético para toda la humanidad, llamada a superar las divisiones del pasado y marchar juntos hacia un futuro de justicia, de paz , de reconciliación, de perdón y de amor fraterno.