Órdenes y Congregaciones en Tierra Santa

La Iglesia católica en Tierra Santa ha sido bendecida con la presencia de muchas órdenes y congregaciones que han llegado a la Iglesia Madre de Jerusalén con el fin de dar testimonio y servir. El suyo es un apostolado de la oración, testimonio, caridad, educación y compañerismo.

 

La Custodia Franciscana de Tierra Santa es la comunidad más grande de religiosos en Tierra Santa. Están repartidos en 31 conventos. La Provincia Franciscana de Tierra Santa fue creada en 1217. Frailes franciscanos custodian la mayoría de los lugares sagrados y una parte importante de los clérigos sirven en las parroquias y en las escuelas de la Iglesia latina. También tienen importantes instituciones de formación.

 

Los Carmelitas, profundamente ligados a la figura del Profeta Elías, se establecieron en el Monte Carmelo, en la ciudad de Haifa en el año 1631.

 

Hay otras 30 órdenes y congregaciones religiosas masculinas que mantienen y gestionan conventos, monasterios, escuelas, hospitales, instituciones académicas y los programas sociales. Entre los más numerosos están los Salesianos de Don Bosco, los monjes de Belén, los Hermanos de La Salle, los benedictinos, los dominicos, los monjes cistercienses, los Misioneros del Verbo Encarnado y de los Misioneros de África. Tres de las congregaciones son rito oriental (una greco-católica y dos maronitas).

 

Hay 73 órdenes y congregaciones religiosas femeninas en Tierra Santa.

 

La más grande es la Congregación de las Hermanas del Rosario, fundada en 1880 por una cristiana palestina de Jerusalén, la Beata Marie-Alphonsine Ghattas. Esta congregación dirige muchas escuelas y otras instituciones y las hermanas sirven en muchas de las parroquias latinas.

 

La primera congregación femenina en llegar a la Tierra Santa fue la de las Hermanas de San José de la Aparición en 1848, que prestan servicios en escuelas, hospitales, parroquias y una casa de retiro en la diócesis.

 

Entre las otras congregaciones encontramos: Hermanas Franciscanas del Corazón Inmaculado de María, hermanas docentes de Santa Dorotea, monjas de Belén y de la Asunción de la Virgen y de San Bruno, Franciscanas Misioneras de María, Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, benedictinos, Religiosas de Nazaret, Hermanas de Nuestra Señora de Sión, Carmelitas, Hermanitas de Jesús, Hijas de María Auxiliadora, Hermanas de Santa Isabel, Combonianas, Misioneras de la Caridad de la Madre Teresa, las Hermanas de Santa Brígida, Hijas de Santa Ana, los Servidores del Señor y de la Virgen de Matara, franciscanas del Sagrado corazón y Adoratrices del Santísimo Sacramento. Ocho de las congregaciones son rito oriental.

 

Además de estas órdenes y congregaciones, hay 20 institutos de vida consagrada en la Tierra Santa.